Entradas

Entrada destacada

No fue una noche cualquiera

Imagen
Acostado en su cama a punto de dormir mi pequeño hijo de cinco años estaba atento a escuchar de mi voz un cuento infantil. Era también un deseo mío narrarle esa historiadesde hace 1.826 días.
No era una noche cualquiera.
Así como él había sido pensado, soñado y anhelado, esa noche también había sido deseada. Aunque había tenido la oportunidad de compartir siete noches en su periodo de vacaciones de mitad de año de 2017, esta noche era distinta porque hacia parte de una lucha que había emprendido desde el mismo momento en que supe de su existencia y de su nacimiento el 3 de octubre de 2013.
El 14 de septiembre pasado finalmente se había logrado definir que mi hijo podía pasar la noche conmigo durante nuestros encuentros mensuales. Tal vez muchos se pregunten por qué mensuales y no quincenales, es debido al traslado que debo hacer de una ciudad a otra. Si fueran otras las condiciones, el tiempo de estar juntos sería distinto.
De manera que no era una noche cualquiera. Era la primera vez qu…

Cuando 2 y 2 son 5: Sobre los diagnósticos de la realidad del país

Imagen
Por: Alba Lucía García S. Twitter: @albaluc1a
La palabra diagnóstico, utilizada en distintos ámbitos de la vida, tiene su origen etimológico en la unión de tres vocablos griegos: el prefijo dia- que significa “a través de”; la palabra gnosis que es un sinónimo de “conocimiento”, y el sufijo -tico que se define como “relativo a”. Por ello se define como el análisis que se realiza para determinar cualquier situación, por regla general sobre la base de datos y hechos recogidos y ordenados sistemáticamente, que permiten juzgar mejor qué es lo que está pasando.
Por regla general, la primera asociación que hacemos de esta palabra es con las visitas al médico donde, tras una serie de exámenes, se nos informa sobre el estado de nuestra salud, y a partir de este diagnóstico se establecen una serie de recomendaciones que buscan mantenerla en niveles óptimos. Pero más allá de lo que corresponde específicamente a la medicina, la noción de diagnóstico puede utilizarse en el lenguaje coloquial como si…

¡Bájele a la susceptibilidad, por favor!

Imagen

El lenguaje “políticamente” correcto

Imagen
Por: Alba Lucía García S.

Siento que hoy, cuando el mundo habla y reclama con mayor fuerza la libertad de expresión como un derecho, es más difícil decir las cosas que se piensan de manera genuina y sin preocuparnos de las consecuencias o las etiquetas a las que se supedita nuestro discurso. Con ese sinsabor propio, la expresión “políticamente correcto” ha cobrado mayor fuerza en los últimos años bajo el entendido de que debemos expresarnos teniendo en cuenta los valores de todos los grupos humanos y evitando cualquier posible discriminación u ofensa hacia ellos por motivos de sexo, raza, ideología política, religión, etc.
Primero permítanme aclarar que mi malestar no es causado por el uso del lenguaje o de un comportamiento inclusivo, que busca corregir la desventaja que han tenido algunos miembros de ciertos grupos a lo largo de la historia -como las mujeres-, todo lo contrario. Mi malestar radica en que se utilice la palabra ‘políticamente’ en un país donde sólo algunos políticos pue…