domingo, 30 de septiembre de 2012

Y las víctimas de las farc?


El gobierno anunció que invertirá 6.3 billones de pesos el próximo año para atender la aplicación de la Ley de Víctimas, que tendrá 10 años para su ejecución y que demandará recursos totales por 62 billones de pesos.

Para el 2013 se destinarán 1.4 billones de pesos para salud,  1.1 billones para educación, 1.1 para atención humanitaria, 662 mil millones para la indemnización de las víctimas, 580 mil millones para vivienda, 283 mil millones para la restitución de tierras, 273 mil millones para capacitación de las víctimas de manera que puedan ingresar al vida productiva del país y 67 mil millones para que las personas puedan regresar a sus tierras de donde fueron despojadas.

Si bien es un buen anuncio porque demuestra el compromiso del Estado para atender a quienes sufrieron el rigor de la acción de las llamadas autodefensas u organizaciones paramilitares, (se habla de más de 720 mil colombianos) quedan en el ambiente varias preguntas.

1.      Esos recursos provienen únicamente del bolsillo de los colombianos vía los impuestos que pagamos por diferentes conceptos?

2.    Qué pasa con la responsabilidad que, de acuerdo con la ley, deben asumir los victimarios vía reparación integral a quienes desplazaron, a quienes dejaron huérfanos o viudas, a quienes sufrieron la muerte violenta de padres o madres, y las demás víctimas de la acción de estas organizaciones?

3.    Le corresponde únicamente al Estado adquirir predios para la restitución de tierras?. No es obligación de los victimarios que despojaron millones de hectáreas devolverlas a sus legítimos dueños?

Estas preguntas deben ser respondidas para que los colombianos podamos creer que el proceso de reparación a las víctimas es serio y responsable. Si bien el Estado asume unas obligaciones, qué pasa con quienes fueron los responsables por su acción armada de asesinatos, despojos de tierras y desplazamientos?

Y es que si no hay claridad aún en este proceso, qué podemos esperar cuando culminen las negociaciones de paz con las farc?. Como victimarios también deberán reparar a las viudas y huérfanos, así como a los secuestrados y a sus familias y devolverle a sus legítimos dueños sus tierras.

Así las farc pretendan decir hoy, antes de iniciadas las conversaciones en Oslo, que la ley está mal diseñada, la norma tiene claramente definidos cuales son los compromisos que adquieren los victimarios y más cuando tienen que demostrar claramente que quieren incorporarse a la sociedad y recibir el perdón de los colombianos.

Si no es así, queda demostrada nuevamente la falta de voluntad de esta guerrilla por encontrar la paz y de entrar en un proceso de reconciliación.
Antes que pensar en un espacio en la política colombiana y en otros beneficios previstos en el Marco Legal para la Paz, lo que se debe pedir en Oslo, Noruega y en la Habana, Cuba, es que no sigan con el terrorismo.

El Gobierno Santos tiene ante sí un enorme reto. No sólo hacer creible el proceso de paz en ciernes, sino exigir desde el comienzo compromisos reales como el cese del fuego, acabar con el secuestro, con la extorsión y sobre todo que las víctimas de su accionar durante 50 años sean debidamente reparadas y le pidan perdón al país por el baño de sangre en que lo sumieron.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Prevención y detección temprana


El aumento de los casos de diferentes clases de cáncer nos debe hacer reflexionar sobre la necesidad de adelantar verdaderas campañas de prevención y detección temprana que deben ser adelantadas por las EPS y las diferentes entidades prestadoras de salud tanto públicas como privadas.

Basta ver las cifras de cáncer de seno o de mama en Colombia. Al año son detectados más de 6 mil 500 nuevos casos y más de 2 mil 100 mujeres mueren como consecuencia de esta enfermedad. Así mismo preocupan las estadísticas de cáncer gástrico o de estómago y de las demás clases de esta mortal enfermedad.

Pero sin duda una de las claves para contrarrestar estas cifras, especialmente las de muertes de pacientes, tiene que ver con la prevención y la detección temprana. Si existieran verdaderas campañas adelantadas por las EPS y las demás entidades prestadoras de salud seguramente el número de víctimas mortales sería infinitamente inferior.

Si se lograra prevenir a tiempo o se detectará el cáncer en sus inicios, no sólo se salvarían muchas vidas sino que se ahorrarían muchos recursos en los tratamientos. Por eso es urgente que el sistema de salud tome medidas urgentes y destine los recursos necesarios para adelantar verdaderas campañas de prevención.

Ese era uno de los principales objetivos de la Ley Sandra Ceballos aprobada por el Congreso de la república y que aún está en proceso de reglamentación. No se entiende cómo después de dos años de sancionada  hasta el momento el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud no ha reglamentado totalmente esta norma.

Porque no sólo se trata de la prevención y la detección temprana, sino una atención integral de los pacientes de cáncer, incluyendo la entrega de los medicamentos necesarios para los tratamientos, que son costosos y que en muchos casos no llegan a los pacientes de menos recursos.

Aunque el Plan Obligatorio de Salud, POS, ha hecho avances significativos en esta materia, incluyendo algunos medicamentos necesarios para tratar esta enfermedad, aún siguen por fuera otros que son muy costosos. Y lo más grave, es que en Colombia son más caros que en otros países, sin que haya un control real por parte del Estado, a pesar que se han tomado algunas medidas de vigilancia de precios. Y son más caros en algunos casos porque las EPS y otras entidades hacen el recobro al Estado lo que genera millonarias pérdidas a las arcas oficiales.

Es urgente que el Gobierno Nacional entienda realmente la dimensión de este problema y también exija a estas entidades que adelanten eficazmente su labor frente a la atención de los pacientes con cáncer. Es hora que se comiencen a ver resultados en esta tarea, de manera que se reduzcan las cifras de muertes de pacientes con cáncer.

IN MEMORIAM

Mi padre, Alfonso Contreras murió hace 4 años (6 de septiembre de 2008) de cáncer gástrico o de estómago.

Mi jefe, HR Sandra Ceballos murió hace 4 años (21 de septiembre de 2008) de cáncer de seno o de mama.

PD: Quiero rendir un homenaje a una mujer que hace 4 años murió víctima de cáncer de seno. Sandra Ceballos, Representante a la Cámara quien desde su curul emprendió una lucha valiente para que el sistema de salud entendiera la necesidad de brindar una atención humana a los pacientes con cáncer. Y aunque su Ley se hizo realidad después de su sensible fallecimiento, aún falta mucho por hacer en materia de reglamentación.







video



domingo, 16 de septiembre de 2012

NO a la peatonalización


Entró en vigencia en Bogotá una medida difícil de entender porque no comprendo cómo se decreta la peatonalización de la carrera séptima entre la Plaza de Bolívar y la Calle 24 sin que la calidad del servicio de transporte público desde el centro sea eficiente.

Lo que comenzó como una medida temporal terminó siendo permanente. La peatonalización de la séptima se inició los viernes entre la Plaza de Bolívar y la Calle 24. Después se decidió aplicarla todos los días entre las calles 19 y 30 mientras se adelantaban las obras del puente de la 26. Pero terminadas estas el alcalde Petro decidió que ahora será permanente entre la Plaza de Bolívar y la Calle 24.

En el centro hay universidades como La Salle, Los Andes, la Jorge Tadeo Lozano, el Externado de Colombia, la Autónoma y El Rosario entre otras, un colegio como el San Bartolomé. Así mismo están La Casa de Nariño, el Congreso de la República, la Alcaldía de Bogotá, el Palacio de Justicia, varios ministerios y otras entidades públicas. Y qué decir de oficinas particulares, entidades bancarias, el comercio, en fin un universo de personas que tienen su centro de operaciones en este sector.

Son miles de trabajadores y de estudiantes que a diario tienen que soportar la mala calidad del servicio de transporte público para salir del centro horas pico. Basta ver colectivos, busetas y taxis que no prestan un servicio eficiente. Capítulo aparte merece Transmilenio porque se va a convertir prácticamente en el único medio para salir del centro.

Será que el señor alcalde y sus más inmediatos colaboradores han intentado utilizar el sistema en horas pico?, se han dado cuenta del caos que se presenta a esas horas en la estación del Museo del Oro? Han percibido el caos que se origina para ingresar al sistema? Si eso era hasta el viernes cómo será a partir de la aplicación de la peatonalización de la carrera séptima que impide el transporte público por este corredor vial?.

Me dirán algunos que con la entrada en operación de la troncal de la décima se podría garantizar la salida de las personas que trabajan y estudian en el centro. Y los que viven sobre la séptima hacia el norte como van a solucionar su problema de transporte? No hay que olvidar que Transmilenio de la décima va únicamente hasta la Calle 32 más o menos, después tendrá que ir por la Troncal de la Caracas y entonces?. Qué pasa si un trabajador o estudiante del centro va hasta la 72, o a la 100 o a la 150 o a la 170? Tiene que tomar otro transporte? O por donde van a salir busetas y colectivos que lo pueden llevar por la séptima a partir de la calle 24?

Y de la seguridad qué? Los trabajadores y los estudiantes que salen después de las 9 o 10 de la noche se sentirán seguros salir a tomar transporte a la Décima o a la Caracas? Lo dudo. No hay que olvidar que esos sectores son bastante peligrosos por las calles oscuras y la actividad permanente de delincuentes?. Quien protegerá a los ciudadanos de bien Si no hay suficiente policía para cubrir el sector?

Otra pata. Si se vuelve vehicular la séptima a partir de la Calle 24 hacia el norte pregunto, para que se construyó un nuevo puente en la Calle 26 que costó $ 3.500 millones? Qué utilidad tendrá si el flujo vehicular disminuirá? Por qué entonces no dejar el que había antes? Tal vez me digan que eran obras complementarias al Transmilenio por la 26, pero era realmente necesaria la inversión si al final el flujo de vehículos se va a reducir sustancialmente con la peatonalización?