jueves, 31 de enero de 2013

Paz secuestrada



El secuestro de dos miembros de la policía en el Valle del Cauca, de 3 ingenieros en el Cauca y de cinco trabajadores de una empresa en Bolívar, entre ellos dos geólogos peruanos y un canadiense, ponen el proceso de paz en cuidados intensivos.

Me dirán que varios de los secuestrados están en poder del ELN, que no está en la mesa de negociaciones, pero no hay que olvidar que este grupo terrorista ha pedido ser incluido en las conversaciones de La Habana.

Acciones como el secuestro son una clara violación del Derecho Internacional Humanitario, no un acto de guerra. No podemos llamarnos a engaño, en Colombia no hay prisioneros de guerra  hay secuestrados.

Los diálogos de paz de La Habana no está generando los resultados esperados ni el optimismo inicial que el Gobierno nacional le quiso vender al país, porque después de la mal llamada tregua unilateral, (a eso me referí en mi columna anterior) http://sincandado.blogspot.com/2013/01/cual-tregua.html los actos terroristas se intensificaron y el secuestro volvió a aparecer como “actos de guerra” que de acuerdo con el comunicado dado a conocer de hoy por las Farc, no serán discutidos en los diálogos.

Para la guerrilla estos hechos de violencia son acciones del conflicto que no van a  ser debatidos en la mesa de negociaciones. Entonces qué es lo que se va a discutir? No se trata acaso de acabar con el terrorismo?  O simplemente es, como lo advirtieron seguir con lo que han llamado “reservarse el derecho de continuar secuestrando a miembros de la Fuerza Pública” y mantener el secuestro de ciudadanos en aplicación de la llamada Ley 002?

Los colombianos queremos resultados concretos de esos diálogos, porque ya que no se pidió un cese de hostilidades antes de sentarse a dialogar, por lo menos sí se debe exigir que se acaben esas acciones que afectan a la población civil y a la propia Fuerza Pública. No podemos olvidar que 4 militares murieron en las últimas horas en un atentado en Nariño.

Y eso aplica no sólo para la Farc que ya están en la mesa, sino para el ELN que a punto de secuestros y actos terroristas (al parecer es responsable del atentado que dejó sin luz a Tibú, Norte de Santander) quieren demostrar capacidad militar para forzar al Gobierno Nacional a negociar.

Mientras no se exija que se acaben este tipo de actos el proceso de paz puede irse en el tiempo y seguiremos sufriendo actos que dejan muertos y heridos en medio de un accionar terrorista que nos afecta hace más de 50 años.

No hay comentarios: